Relaciones a distancia

almas.jpg

3 niveles de Relaciones a Distancia

Mariana sale del trabajo y se conecta al internet para comunicarse con Miguel quien desde hace un año vive en Madrid pues está realizando su maestría en “Artes Visuales”. Se hicieron novios en la Universidad y cuando el recibió la beca para sus estudios tuvieron que tomar una difícil decisión sobre su relación, mantenerla a distancia y continuar.

Hoy en día las relaciones a distancia han proliferado al encontrar un sinfín de herramientas que facilitan la comunicación inmediata y que permiten en pocos segundos acercar las distancias. Los teléfonos móviles, las videollamadas, las tarifas cada vez más accesibles en las líneas aéreas y el fenómeno crossclultural de globalización serían el sueño de las relaciones a distancia de antaño.

Los vínculos interpersonales buscan establecer la cercanía física y emocional de los integrantes y el factor “distancia” podría poner en riesgo la relación y la calidad de la misma o fortalecer los lazos que los unen. Por esta razón es importante evaluar tres situaciones particulares que serán un referente para evaluar la calidad del vínculo que las sostiene:

1.     Amor de internet: Si conociste a una persona por internet y han mantenido la comunicación por cierto tiempo, encontrando afinidad, intereses comunes y planes similares, el tipo de vínculo que sostiene esta relación es sumamente frágil. Esta “distancia” es una gran pantalla que sirve para proyectar los ideales y expectativas que se tienen de una pareja afín pero pueden desmoronarse en los primeros 5 segundos frente a frente donde el contacto con la persona real hablará a través de su presencia, su energía, sus movimientos y hasta su olor.  Cabe mencionar que sin conocerse, hasta fraudes financieros se pueden realizar con gran facilidad. Por todas estas razones, antes de seguir invirtiendo tiempo y recursos emocionales en este tipo de relaciones es indispensable conocerse en la realidad incluso antes de considerarla como una “relación de pareja” real.

2.     Amor de verano: son el tipo de relaciones donde sí hubo un contacto físico por corto tiempo, ya sea por vacaciones o por cuestiones de trabajo y que causó un gran impacto para los dos. Al decididr mantener la relación a distancia para seguir conociéndose y hacer un plan a futuro, están estableciendo un tipo de vínculo más posible. A pesar de que este tipo de relación funcionará con expectativas muy elevadas y hasta cierto punto fantasiosas, hay probabilidades más altas de que se concreten y tengan éxito a largo plazo.

3.     Amor a distancia: son relaciones que han tenido la oportunidad de conocerse, convivir, estar juntos por un tiempo significativo y el vínculo en la pareja ya está consolidado pero que por situaciones ajenas a la relación tuvieron que separarse temporalmente o que incluso deciden mantener este tipo de relación a distancia, con convivencias intermitentes, por así convenir a los planes que tienen como pareja, por ejemplo en los casos donde por cuestiones laborales ambos tienen que trabajar en distintos lugares. 

A pesar del costo emocional, social y económico que puede implicar el mantener una relación a distancia, la relación puede ser exitosa y sumamente significativa al igual que las relaciones que conviven cotidianamente en el mismo espacio. Lo importante es que ambas partes se fortalezcan internamente a través de una actitud positiva que este respaldada por la disposición, el cariño y el amor que los une a pesar de la distancia.

 

Por

Cecilia Andreu

 

 

Con la llegada de la "Era de las comunicaciones" especialmente de las redes sociales y el internet, millones de personas mantienen una relación a distancia con la firme convicción de que el amor se mantendrá vivo mientras el wifi lo permita. Sin embargo, se corre el riesgo de estar construyendo "castillos en el aire" si no se toma en cuenta el ingrediente esencial de una relación: el vínculo que la sostiene.Aquí a groso modo tres situaciones a tomar en cuenta:1. Relaciones que comenzaron en internet: a pesar del tiempo y la apertura que se tenga al conocer a alguien por internet, esos primeros 5 segundos de realidad cara a cara donde la persona se devela por completo con su existencia total, seguirán siendo reveladores hoy y siempre. Por esta razón, puede ser más una fantasía compartida el mantener una relación así. Sugerencia: conocerse lo antes posible o tomarlo como sólo como una experiencia temporal.2. Relaciones de gran intensidad presencial (el típico amor de verano) que al conocerse durante unos días y tener que regresar al lugar de origen, deciden continuar con la relación a distancia. Si bien hay un poco más de elementos para iniciar una odisea juntos a distancia, será importante seguir conociéndose más. Sugerencia: ir estableciendo planes en común que los proyecten a estar juntos a corto o largo plazo.

3. Relaciones que han convivido juntos por varios meses o hasta años y que por diversas situaciones requieren separarse y ambas partes deciden mantener la Relación a Distancia. Si bien en esta situación el vínculo puede estar ya establecido y este puede mantenerse a pesar de la distancia. Sugerencia: mantener el contacto cotidiano, establecer encuentros periódicos y evaluar constantemente como se adapta cada uno a esta situación.

A final de cuentas en el amor no hay recetas precisas que auguren el éxito o el fracaso de una relación, cada persona evaluará sobre la marcha lo que la hace feliz y lo que distancia le puede brindar.

 

Cecilia AndreuComment